premios de traducción

Hoy siguiendo la actualidad de la traducción no voy a hablar de errores, sino de algo más positivo para nuestra profesión, se trata de la entrega de un premio. Aunque no sea algo muy habitual, sí que se premia la traducción, y por supuesto cuando es el caso es importante hablar de ello y alegrarse de que se reconozca un trabajo de traducción.

En esta ocasión fueron dos premios los que se otorgaron, el Premio Nacional a la Obra de un Traductor a Jordi Fibla y Premio Nacional a la mejor Traducción a Arnau Pons Roig, de los que hablaremos a continuación.

Jordi Fibla fue corrector de estilo y redactor en las editoriales Noguer y Plaza y Janés. Jordi Fibla es un traductor que cuenta aproximadamente con 300 traducciones, de todos los géneros  a su activo, de las que muchos de sus autores y obras son relevantes y principalmente de la literatura anglosajona como  Philip Roth, Saul Bellow, J.M. Coetzee, Lawrence Durrell, Nadine Gordimer, John Irving, Henry James, William Kennedy, John Kennedy Toole, Rudyard Kipling, D.H. Lawrence, David Malouf, Arthur Miller, Colum McCann o Toni Morrison. Pero también tradujo obras francesas y japonesas.

En cuanto a Arnau Pons Roig además de traductor es poeta editor de poesía y ensayista. Traduce desde muchas lenguas poemas pero en esta ocasión el galardón es por un poema de Paul Celan titulado “Atemkristall” en alemán traducido en Catalán “Cristall d’alè”.

Un traductor siempre busca acercar al lector la obra original lo mejor posible, y para ello a menudo se necesita mucho trabajo antes de llegar a la traducción final.

Por lo tanto que se reconozca la labor de estos traductores o de una traducción,  es una satisfacción aunque se desconozca por lo general la dificultad que esto supone.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *